Primavera y alergias

Primavera y alergias

Llega la PRIMAVERA, el día se alarga y nos alegra el tener mejor temperatura. Es hora de salir y disfrutar de la naturaleza, de los montes llenos de flores, aromas…. nos invade un sentimiento de juventud y entusiasmo. ¡Sí! ¡Es primavera!!

 

Pero… ¿Eres de las personas que sufren alergias al polen etc? No es todo color y alegría… tenemos moquita, escozor en los ojos, y un largo etc. de molestias provocadas por el polen y otros alérgenos (como ácaros, pelo o caspa de nuestras mascotas…)

 

Hay diversas acciones que puedes tener en cuenta.

-No tiendas la ropa al aire libre, utiliza la secadora o tendedor interior.

-Cuidado con los días de viento, intenta salir lo necesario esos días y ventila cuando haya bajado la intensidad y justo el tiempo necesario (entre 10 y 15 minutos).

 

Para evitar o minimizar estos síntomas puedes preparar tu cuerpo previamente a la llegada de la primavera.

 

LA IMPORTANCIA DE LA DEPURACIÓN

Depurar el organismo te puede ayudar a afrontar mejor la respuesta al polen. 

El hígado es el órgano que lleva el trabajo de eliminación de tóxicos en nuestro cuerpo, filtra nuestra sangre, metaboliza los azúcares, las grasas… Con un hígado más limpio (o menos sobrecargado) le daremos más oportunidad de mejor funcionamiento y por tanto menos sintomatología alérgica.

 

NUESTRO ALIADO EN FITOTERAPIA

Podemos ayudarnos con fitoterapia.  Hay diversas plantas que nos ayudan de forma natural y actúan como antihistamínicos como el sol de oro, sauco, ortiga verde, perilla…

De mi experiencia en el trabajo en el herbolario os puedo decir que la perilla y el sol de oro son los productos que mejor resultados he podido comprobar. El sol de oro podemos tomarlo en jarabe o comprimidos, y la perilla en infusiones que tomaremos durante la estación primaveral.

 

IMPRESCINDIBLE NUESTRA ALIMENTACIÓN

Podemos ayudarnos con una alimentación correcta.

Es beneficioso aumentar el consumo de cítricos, por su contenido en vitamina C ya que es un potente antihistamínico.


Aumentar la ingesta de salmón y otros pescados grasos. El EPA (ácido graso eicosapentaenoico) trabaja como antiinflamatorio (ayuda  a disminuir el estrechamiento de las vías respiratorias, y con ello tener los síntomas menos intensos). También en semillas como lino, chía o también frutos secos como nueces, encontramos una valiosa fuente de omega. Siempre puedes apoyarlo con un complemento específico.

En legumbres y cereales integrales también encontramos ayuda por su aporte de magnesio que inhibe la liberación de histamina.

A la vez que hay alimentación beneficiosa, también hay alimentos no recomendados en esta época del año, si sufres alergias.  No quiero decir que prescindas totalmente de ellos, pero si está bien conocer los que son para no abusar y poder ordenar la alimentación diaria a tu favor. 

Entre los alimentos no recomendados encontramos: huevos, chocolate, alcohol, quesos curados, embutidos, espinacas o tomate. También la proteína de origen animal entraría en los no recomendados.

 

En fitoterapia existen compuestos específicos, lo que llamamos “antihistamínicos naturales”. Hay diversidad en el mercado. Su uso puede ayudarte.

No hay comentarios

Deja un comentario